Dibujando el mundo: EGIPTO 2016-2017

Dibujando el mundo: EGIPTO 2016-2017

Egipto… ¿Quién no pensó alguna vez que aquel era un sitio mítico inventado por los que escriben la Historia? A finales del 2016 volamos hacia el país que brotó a los húmedos pies del Nilo, y convertí el mito en realidad a golpe de lápiz y bolígrafo, como aquellos escribas mágicos y artistas de tradición inamovible que durante más de 3.000 años hicieron sudar tinta y granito a pinceles y cinceles… En el horizonte surgía la tierra que pisotearon las siete plagas, que se alzó y cayó bajo la tutela de los faraones, que fascinó a Alejandro Magno, Julio César, Saladino y Napoleón… El lugar del mundo donde Amón decidió plantar las pirámides, y que vio envejecer el mundo… Ante mi cuaderno en blanco posaba esa nación legendaria que hipnotizó mi infancia, embalsamó mis sueños para siempre, y que me hizo entender, siendo apenas un niño, que todo muere y nada puede morir… Divinidades de arena, colosos de piedra, mitos de fuego y un niño de oro… ¡Aquí nos esperaban, a solo cinco horas de vuelo, más de treinta dinastías que ni los jeroglíficos han conseguido hacernos olvidar! El viejo Egipto y el moderno se mezclan en calles infestadas de automóviles y chilabas, donde abunda el té y las cachimbas, las complejas alfombras y los gatos y perros callejeros… Pero también en un cielo que luce tanto obeliscos como cúpulas y minaretes de mezquitas islámicas o cruces y campanarios de iglesias coptas. Y coronando más allá de las nubes esta magnífica cabeza desértica, el cráneo pelado de un imperio cientos de veces dominante y otros cientos sometido, se alzan los edificios más emblemáticos y vetustos de la tierra:...
Dibujando el mundo: CANTABRIA 2015

Dibujando el mundo: CANTABRIA 2015

Cantabria canta con brío. Aunque los historiadores no puedan darme la razón, de ahí su nombre. El territorio cántabro es una canción entonada en verde prado y piedra caliza, compuesta por artistas de hace más de 14.000 años, interpretada por un coro perenne de vacas, caballos y montañas como titanes. Cantabria canta con brío, porque tiene una voz profunda e histórica. En el año 2015 tuvimos la suerte de permanecer allí en dos ocasiones, ambas veces bajo el cobijo de nuestro gran amigo Bernar Caldevilla y de sus padres Mari y Francisco. Fue en Zurita, en el bello Valle de Piélagos. La primera vez, tal vez demasiado fugaz, tuvo lugar en Mayo; la segunda, en la que ejercimos de granjeros, agricultores y hasta ganaderos, se desarrolló entre Julio y Agosto. Entramos en Cantabria seducidos por los bellos paisajes, una atmósfera cargada de oxígeno puro y las milenarias pinturas rupestres… Salimos de allí con la nostalgia del que ha encontrado un hueco limpio entre tanto humo, con la tristeza de dejar atrás un pequeño zoológico amigo, con la alegría de saber que allí siempre tendremos un cálido rincón. Cantabria debería empezar por el principio, por su más ancestral pisada en la Humanidad: la Cueva de Altamira. Gracias a que en 1879, la hija de Marcelino Sanz de Sautuola, gran aficionado a la arqueología, gritó aquello de “¡Mira, papá, bueyes!”, hoy la Historia del Arte tiene un digno principio. Cuna de la Pintura, Capilla Sixtina del Cuaternario, la Sala de los Policromos deslumbra: el carbón vegetal y el óxido de hierro bailan en esta orgía de color del Paleolítico… Desde muy...
Dibujando el mundo: DUBLÍN 2015

Dibujando el mundo: DUBLÍN 2015

Es muy curiosa la sensación que se tiene después de haber estado en un lugar en el que, tiempo atrás, soñabas estar algún día. La nostalgia, en este caso, aparece antes de pisar sus suelos… Este sentimiento lleva conmigo desde que supe que un gran punto verde rivalizaba con el azul oleaje del Atlántico: hablo de “Erin”, la legendaria isla de Irlanda. Dublín, capital de la República de Irlanda, asoma en este gran rostro de definida identidad que parece encarar a Gran Bretaña: la mayor parte de la cara al Este, bajo el nombre de “Leinster”; barbas y garganta al Sur, “Munster”; orejas y nuca al Oeste, “Connacht”; y “Ulster”, la a veces problemática cabeza, donde algo de estrés confluye, al Norte… Esta ciudad, que surge del verde de los prados, que bebe del Río Liffey y que suda cerveza pinta, atesora cultura en cada ladrillo de su anatomía. Bajo las plomizas nubes, las calles cantan música folk, dan cobijo a grandes genios de la literatura, y esconden a leprechauns sedientos de oro. Todo lo que uno ve y oye, lo que respira y saborea, lo alabaron druidas, juglares y caballeros de antaño. El turista, sin pensarlo, continúa la tradición de aquellos personajes de sangre gaélica… Es un honor formar parte, aunque sea por unos días, de un pedazo de tierra tan épico. Y es que Dublín auna en un laberinto de caminos todo lo esencial del espíritu irlandés: buenas leyendas, buenos libros, buenas canciones y buenas borracheras. Mi primera incursión en el corazón de la capital coincide con un día 16… Aunque es Septiembre y no Junio, decido...
La 2ª REVOLUCIÓN FRANCESA ha comenzado…

La 2ª REVOLUCIÓN FRANCESA ha comenzado…

  Tranquilos. Ellos no lo saben. Lo ignoran, como muchas otras cosas: La LIBERTAD de expresión, la LIBERTAD de vivir, la LIBERTAD de elegir en qué creer, cuando creer y cómo creer, es una bandera internacional que se terminó de bordar en Francia. No importa cuantas gomas de borrar disparen: no podrán destruir lo que ya hemos escrito para siempre. TODOS UNIDOS CONTRA LA MUERTE SIN SENTIDO. La 2ª Revolución Francesa ha comenzado. Ahora más que nunca hay que gritarlo....
Dibujando el mundo: BRUJAS y GANTE 2015

Dibujando el mundo: BRUJAS y GANTE 2015

Flandes está en el mapa a golpe de pinceles. Punto cardinal del comercio medieval europeo, las fructíferas tierras belgas sembraron mercaderes y dieron manzanas únicas en la Historia del Arte. La exquisita pintura flamenca, detallista, botánica, sedosa y tangible, regaló al mundo una forma de expresión casi inconcebible, un legado que competía directamente con el talento de Dios. De ese panteón que empataba con lo divino (y que era, sin embargo, humano y humanista), destacó un iluminado que, de alguna manera, sacó las primeras fotografías de nuestra era. Hablo, claro está, de Jan Van Eyck. Durante los cinco primeros días de Abril del 2015 tuve la suerte, estúpidamente romántica, de poder pintar donde este gran creador lo hizo 600 años antes, en pie en los mismos suelos que pisó, bajo un cielo que también estuvo sobre sus hombros. Las cosas han cambiado mucho desde el siglo XV, y cuando uno camina por las empedradas callejuelas de Brujas o navega por su sistema de canales, puede estar tranquilo de que al cruzar la siguiente esquina no surgirán asaltadores de caminos, ni inquisidores sedientos de fe, ni pestes negras; solo ha de tener cuidado de salir con la batería del móvil bien cargada, porque solo querrá hacerse selfies allá donde mire. Y precisamente estará en el lugar donde siglos atrás se realizó uno de los primeros y mejores selfies nunca vistos, el que en 1433 probablemente se pintara el artista del que hablamos. Mirando a los ojos a ese hombre de turbante rojo, uno se pregunta: ¿cómo puede aguantar tanto tiempo sin parpadear? Así de vivas están sus obras. La pintura...
Dibujando el mundo: INDIA 2014

Dibujando el mundo: INDIA 2014

El ser humano es nómada por naturaleza y sedentario por costumbre. Todos tenemos a un viajero dentro, pese a que muchos han reprimido ese instinto para evitar gastos y desgastes. La curiosidad por las tierras lejanas, que en algunos individuos está menos pronunciada, busca siempre la manera de hacerse un hueco en nuestro conocimiento, aunque sea estimulándonos a través de un libro o un documental. Permanecer inerte no ayuda a entender el mundo y sus circunstancias, aunque hay que admitir que a veces es más agradable estar quieto que moverse. Para alguien que, como es mi caso, necesita verlo y dibujarlo todo, no andar es cerrar los ojos y morir. En Agosto del 2014, siempre con la cámara de fotos a punto, un cuaderno de dibujo bajo el brazo, armado con decenas de bolígrafos y escoltado por el amor de mi compañera Mati Rodríguez, subí a un avión y bajé de otro, a 7.500 km de casa, pasando antes por un Estambul fugaz. Las suelas de nuestros zapatos pisaron la mística tierra de la Trimurti Brahma-Vishnú-Shiva, donde aquel enclenque Gandhi se hizo tan fuerte, ese lugar que porta por corazón un Taj Mahal latente, que tiene por mente 1.240 millones de conciencias, y que se expresa en incontables lenguas perennes –y, a veces, a través de los DVDs de Bollywood–: pocos lugares son más confusos para los sentidos que la INDIA, obra maestra del surrealismo perceptivo. Este país, que lamenta su trágica historia y bendice su terrible papel con gritos de color y lloros en sánscrito, es tierra de contrastes eternos, repetidos una y otra vez a lo largo...